Sitio para la prevención del suicidio
Bienvenida/o a Te necesitamos | Versión 1.6

Depresión Suicidio SALUD MENTAL

Suicidio, salud mental y autolesiones

Por: Te necesitamos | Última actualización: agosto 30, 2021

El suicidio, a lo largo de la historia ha provocado una asombrosa variedad de reacciones: desconcierto, rechazo, glorificación, simpatía, ira, condena moral o religiosa, pero nunca deja de ser controvertido. El suicidio es ahora un objeto de estudio científico multidisciplinario, con la sociología, la antropología, la psicología y la psiquiatría, cada una de las cuales proporciona importantes conocimientos sobre el suicidio

Hechos del suicidio

suicidio-oms

  • Cerca de 800,000 personas se suicidan cada año.
  • Por cada suicidio, hay muchas más tentativas de suicidio cada año. Entre la población en general, un intento de suicidio no consumado es el factor individual de riesgo más importante.
  • El suicidio es la tercera causa de muerte para los jóvenes de edades comprendidas entre los 15 y los 19 años.
  • El 79% de todos los suicidios se produce en países de ingresos bajos y medianos.
  • La ingestión de plaguicidas, el ahorcamiento y las armas de fuego son algunos de los métodos más comunes de suicidio en todo el mundo.

¿Por qué la gente piensa en el suicidio?

Las personas que contemplan el suicidio están experimentando un intenso dolor emocional y pueden ver el suicidio como una forma de acabar con este dolor. El dolor que sienten puede deberse a diversas experiencias o circunstancias. Los acontecimientos negativos de la vida a veces pueden actuar como desencadenantes de pensamientos o comportamientos suicidas.

En muchos casos, la persona se enfrenta a varios acontecimientos o circunstancias estresantes de la vida a la vez. Sus pensamientos y emociones conectados con estas experiencias se vuelven abrumadores para ellos.

Es importante señalar que cualquier acontecimiento de la vida puede desencadenar pensamientos y sentimientos suicidas; la cuestión crucial es cómo se siente una persona sobre el evento y qué significado tiene para ella. Si bien las situaciones anteriores a menudo están vinculadas a sentimientos o comportamientos suicidas, si realmente harán que alguien considere terminar con su vida depende en gran medida de la interpretación de esa persona de sus circunstancias generales. Lo mejor siempre será escuchar sin juzgar, y sonara fácil, pero es crucial recordar esto.

Señales de advertencia

Alguien que esté pensando en suicidarse generalmente dará algunas pistas o señales a las personas que lo rodean, aunque estas pueden ser sutiles. Todos somos diferentes y no existe una forma definitiva de predecir cómo actuará alguien, pero la prevención del suicidio comienza con reconocer las señales de advertencia y tomarlas en serio.

Mayor consumo de alcohol y drogas

A veces, si alguien abusa de las drogas o el alcohol, está deprimido o podría tener pensamientos suicidas. A veces, las personas suicidas abusan de estas drogas como una forma de escapar de su realidad. Algunos incluso piensan que les dará la fuerza de voluntad para quitarse la vida.

Regalando sus posesiones

Todos regalan cosas aquí y allá, pero por lo general no regalan artículos caros o artículos que puedan necesitar en el futuro. Cuando alguien tiene tendencias suicidas, a menudo regala cosas que no necesitará cuando muera. Algunas personas lo ven como un cierre y piensan que ayudará a sus familiares y amigos en duelo.

Baja motivación para cualquier tipo de interacción social

A veces, cuando una persona tiene tendencias suicidas, ya no tendrá interés en su vida social. Cortarán a amigos y familiares, pensando que no son lo suficientemente buenos. No creen que necesiten una vida social. Se aíslan y tienden a pasar mucho tiempo solos. Podría haber una separación de amigos, familiares y comunidad.

Haciendo preparativos
A menudo, una persona que está considerando suicidarse comenzará a poner en orden sus asuntos personales. Esto podría incluir visitar a amigos y familiares, regalar posesiones personales, hacer un testamento y limpiar su habitación o su casa. Algunas personas escribirán una nota antes de intentar suicidarse.

Patrones extraños para dormir

A veces, cuando alguien tiene tendencias suicidas, sus patrones de sueño pueden desviarse. Esto no se debe a un trastorno del sueño subyacente; puede deberse al estrés y a los pensamientos inquietos. Si alguien está cansado con más frecuencia o no puede conciliar el sueño por la noche, hable con él. Vea si están estresados y trate de ayudar.

Baja energía

Si alguien está cansado todo el tiempo, o si ya no tiene la motivación para hacer las cosas que alguna vez amaba, es posible que esté sufriendo depresión o pensamientos suicidas.

Autolesiones

Algunas personas piensan que es una puerta de entrada al suicidio y están viendo si realmente son capaces de seguir adelante con el suicidio. Los ex autolesionadores dicen que el dolor físico fue una buena manera de dejar de pensar en el dolor emocional.

Intentos de suicidio anteriores

A esto se le llama «tendencias suicidas». Esto se debe a que la depresión no es algo que se pueda curar fácilmente. A veces, cuando alguien omite una dosis o toma el medicamento incorrecto, puede intentar suicidarse nuevamente. Intente buscar otras señales de advertencia que indiquen que pueden tener tendencias suicidas.

Comportamiento riesgoso

Esté atento a señales como provocar peleas y conducir imprudentemente.

Felicidad y tranquilidad

Éste es difícil de detectar. Mucha gente piensa que al momento en que se llega al punto más bajo, es cuando realmente ocurre el acto suicida, pero eso no es del todo cierto. Si se está deprimido y se ha llegado a ese punto bajo, la persona se pasará la mayor parte de los días en la cama, sin ganas de hacer nada. Mientras que el suicidio requiere energía y planificación, por lo que cuando alguien intenta suicidarse, sucede al momento en donde se está justo por encima de ese punto bajo y tiene la energía para planificar y ejecutar dicho plan. Algunas personas han afirmado que justo antes de que alguien se haya suicidado, estos estaban felices y tranquilos. Esto podría deberse a que ya habían finalizado su plan y pensaban de que el dolor pronto terminaría.

No se tienen que cumplir todos estos puntos para indicar que una persona tiene tendencias suicidas, lo mejor es estar atento.



También hay que prestar mucha atención a los tipos de comentarios que podría llegar a hacer, tales como:

  1. No vale la pena vivir la vida

  2. Mi familia (o amigos o novia / novio) estaría mejor sin mí

  3. La próxima vez tomaré suficientes pastillas para hacer bien el trabajo

  4. Llévate mi preciada colección o mis objetos de valor, ya no necesito estas cosas

  5. No se preocupe, no estaré cerca para lidiar con eso

  6. Lo lamentarás cuando me haya ido

  7. No estaré en tu camino por mucho más tiempo

  8. Simplemente no puedo lidiar con todo, la vida es demasiado difícil

  9. Pronto dejaré de ser una carga

  10. Nadie me comprende, nadie se siente como yo

  11. No hay nada que pueda hacer para mejorarlo

  12. Siento que no hay salida

  13. Estarías mejor sin mí

Factores de riesgo

Los comportamientos suicidas son complejos, no existe una explicación única de por qué las personas mueren por suicidio. Los factores sociales, psicológicos y culturales pueden interactuar para llevar a una persona a pensamientos o comportamientos suicidas. Para muchas personas, un intento puede ocurrir después de un largo período de pensamientos o sentimientos suicidas, mientras que en otros casos, puede ser más impulsivo.

Varios factores de riesgo comúnmente actúan juntos para aumentar la vulnerabilidad al comportamiento suicida.

Lo que lleva a una persona a considerar el suicidio es complejo y variará de una persona a otra; sin embargo, algunos de los factores que pueden aumentar el riesgo de suicidio de una persona incluyen:

  • Exposición continua a comportamientos de intimidación como el acoso cibernético.
  • Problemas de relación, como conflictos con los padres , amigos , conocidos o pareja romántica
  • Intentos de suicidio previos
  • Sucesos que no han sido diagnosticados o tratados por un profesional de salud mental
  • Historial de abuso de sustancias
  • Acceso a medios para autolesionarse, como armas de fuego, armas blancas ( cuchillo, machete, dagas,etc), drogas nocivas, fármacos,etc.
  • Antecedentes de afecciones de salud mental, como depresión, ansiedad, trastorno de estrés bipolar y postraumático (TEPT), entre otros.
  • Problemas legales , disciplinarios, académicos o de trabajo.
  • Muerte reciente de un miembro de la familia o un amigo cercano
  • Perder a un amigo o familiar por suicidio
  • Enfermedad o discapacidad física.

Suicidio y la salud mental

Se ha descubierto que las personas con un problema de salud mental diagnosticado tienen un mayor riesgo de pensamientos y comportamientos suicidas.También se ha descubierto que la conducta de autolesión es un factor de riesgo. Si bien muchas personas que se autolesionan no desean morir, hay investigaciones que sugieren que las personas que se autolesionan tienen un mayor riesgo de intentar o completar el suicidio.

¿Se puede prevenir el suicidio?

En muchos casos, el suicidio se puede prevenir. Las investigaciones sugieren que la mejor manera de prevenir el suicidio es conocer los factores de riesgo, estar alerta a los signos de depresión y otros trastornos mentales, reconocer los signos de advertencia del suicidio e intervenir antes de que la persona pueda completar el proceso de autodestrucción.

Las personas que reciben apoyo de familiares y amigos que los cuidan, y que tienen acceso a servicios de salud mental, tienen menos probabilidades de actuar según sus impulsos suicidas que aquellos que están aislados de las fuentes de atención y apoyo. Si alguien que conoce muestra señales de advertencia de suicidio, no tema preguntarle si está deprimido o pensando en suicidarse. En algunos casos, la persona solo necesita saber que alguien se preocupa y busca la oportunidad de hablar sobre sus sentimientos. A continuación, puede animar a la persona a que busque ayuda profesional.



Bibliografía